Guerra de músicos y cantantes

Estudio Bíblico escrito por el Apóstol Rony Chaves

Quizás el elemento más influyente sobre las culturas del mundo, ha sido la música y el canto. Los últimos cinco o seis siglos han sido impactados por corrientes artísticas y arquitectónicas de cada época. Pero especialmente la música y el canto han marcado el derrotero de los pueblos desde lo más sublime hasta lo más diabólico y aberrante. Pero nadie puede dudarlo, el último siglo y especialmente los últimos cincuenta años superaron todo lo hecho por el ser humano en instrumentos, sonido y maldad.

La música descendió realmente a niveles infernales en casi todas las partes del mundo. Desde el rock-an-roll de los cincuenta y sesenta, la música ha evolucionado hacia la perversión, el satanismo y la destrucción. La música, sus músicos y muchos de sus cantantes se volvieron muy peligrosos.

La peligrosidad de músicos, artistas y cantantes se da en virtud de sus inclinaciones al ocultismo, la nueva era, el budismo tibetano y la idolatría.

Estos hombres y mujeres a quienes siguen con pasión sus seguidores, son peligrosos hoy por su mal ejemplo de vida, por sus aberraciones sexuales, sus perversiones y su drogadicción. Son los ídolos de barro de hoy, que a pesar de sus continuos fracasos matrimoniales y personales, las gentes siguen con locura e insensatez.

Los músicos y cantantes del tiempo moderno se han hecho abominables a Dios y peligrosos para la raza humana, por sus pactos con los demonios y el satanismo. Ellos ya no son los adolescentes inquietos que cantaban a naciente generación. Ellos hoy, son conscientes de sus prácticas, inclinaciones sexuales pervertidas y su adoración a los demonios. Ellos están pactados por satán para el éxito, la fama y el dinero, se volvieron adoradores del diablo.

Sus conciertos están envueltos en drogas, sexo desenfrenado de sus seguidores, homosexualidad y violencia. La letra de sus canciones está satanizada o al menos pervertida, es simplemente sucia y abominable. Por doquiera la gente las canta; ellos son pactados de esta manera y la mayoría ni siquiera lo sabe.

Sus grandes presentaciones incluyen vestuarios sucios, acciones perversas de sus músicos, cantantes y seguidores. Se han convertido en verdaderos conciertos de invocación a los demonios y adoración a hombres.

Hay un principio que extraeremos de la Biblia: “Dios siempre vendrá al encuentro de un adorador”.

Esto funciona cuando se le honra al Señor. El viene y se manifiesta poderosamente. Aleluya.

Pero es necesario saber que el diablo también usa este principio para sí. El demonio siempre vendrá y se manifestará donde se reúnen sus adoradores perversos. Satanás se manifestará donde se le llama, invoca y adora. Estos conciertos de rock pesado y satánico son muy peligrosos para las ciudades. Estas quedan influenciadas ya no sólo por buena música moderna, sino también por la operación de los demonios invocados y activados en las reuniones en las que en forma ignorante muchas veces la gente celebra alocadamente junto a sus músicos favoritos. Tristemente la carne se desborda, el pecado corre por las calles y después el diablo cobra la factura destruyendo vidas, familias y ciudades.

Esto sucede en los cada vez más eróticos, pecaminosos y macabros carnavales de Barranquilla, Haití y Río de Janeiro por citar sólo algunos. El sexo libre y la homosexualidad toma tan alto nivel que los robos, la violencia y los embarazos al por mayor suceden en esos días. Posteriormente esas mujeres embarazadas en el juego de la perversión carnavalesca, dan a luz a los llamados “carnivalitos”, niños sin padre, conocidos como niños de la calle, que quedan abandonados por sus madres y desamparados ante una policía y sociedad que luego los eliminan con violencia. ¡Conciertos y carnavales del infierno!

Es usual en los conciertos de rock modernos, que el vandalismo, los homicidios, la droga y el licor queden manifiestos en las zonas del evento. Satanás es glorificado.

Estoy convencido que festivales de música rock como el de Woostok, realizado en los años setenta, desató una corriente de demonios de violencia y drogadicción sobre la juventud, marcándola para mal. En ese concierto, treinta y resto de años atrás, ya se usaban culebras en la plataforma (Alice Cooper) y ritos de invocación demoníaca. Muchos de los cantantes que participaron terminaron suicidándose (Jimmy Henrix) o hundidos en la droga.

El Festival fue llevado luego a Puerto Rico, tocó multitud de jóvenes que tienen hoy cincuenta o sesenta años; marcó esa generación y la Isla no volvió a ser igual, la droga y la violencia doméstica envolvieron desgarradoramente a los portorriqueños desde aquellos días. Hoy curiosamente donde estuvo la plataforma y la base de varios ocultistas que sostenían el concierto en una carpa donde fumaban drogas e invocaban espíritus, da asiento a un parque y a una estatua del “chupacabras”.

Mi país Costa Rica, pacífico por excelencia, no es el mismo en los últimos veinte años desde que empezaron a llegar los roqueros satánicos a traer los malditos conciertos.

Plagas, pestes, terremotos, inundaciones han seguido la historia de Centroamérica desde que se levantaron plataformas para estos músicos ególatras invocadores de demonios. Sus conciertos han sido realmente eventos de adoración e invocación de los poderes del mal.

Una de las batallas más fuertes que deben librar los intercesores hoy es contra estas actividades nefastas. Debemos orar para que no obtengan permisos, para que su organización no funcione, el clima no les sea propicio. Amén.

ALTARES DE ADORACIÓN: LA RESPUESTA

“No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande, porque no es vuestra la guerra, sino de Dios. Mañana descenderéis contra ellos; he aquí que ellos subirán por la cuesta de Sis, y los hallaréis junto al arroyo, antes del desierto de Jeruel. No habrá para qué peleéis vosotros en este caso; paraos, estad quietos, y ved la salvación de Jehová con vosotros. Oh Judá y Jerusalén, no temáis ni desmayéis; salid mañana contra ellos, porque Jehová estará con vosotros. 

Entonces Josafat se inclinó rostro a tierra, y asimismo todo Judá y los moradores de Jerusalén se postraron delante de Jehová, y adoraron a Jehová” II Crónicas 20:15b-18

Estoy totalmente seguro que la opción y gran alternativa para la transformación de las ciudades y territorios es la adoración del pueblo de Dios.

Lastimosamente satanás ha metido sus garras en la música evangélica, mundanalizándola tanto que le ha hecho creer a músicos y cantores que ellos son cantantes o estrellas de la farándula cristiana. Esto ha trazado un modelo de actuación similar a los artistas del mundo. Conciertos para cantar sus éxitos, vestuarios, luces y egos exaltados, más poca exaltación al Señor. ¡Pobres conciertos!

Los adoradores cristianos realmente aun no son eso, sólo muy pocos entienden la importancia de su ministerio. Por eso tenemos “mucha cáscara y poca nuez”, mucha música de todo tipo, pero muy poca adoración. El Reino sufre la ignorancia de sus “salmistas”. Muchos no saben para qué están siendo levantados. Quieren fama, un nombre, muchas producciones y aplausos. Pocos se preocupan por adorar para traer a la tierra la gloria de Dios.

La forma en que Dios destruyó los planes satánicos para edificar Babel y controlar al hombre fue descendiendo El mismo. Es la misma Presencia Divina lo que al manifestarse cambia todo lo que se expone ante Ella. La Adoración de Alto Nivel, trae a Dios a sus adoradores y Su gloria Shekinah transforma la gente y la ciudad.

Definitivamente necesitamos adoradores que adoren al Padre en espíritu y en verdad. Amén.

“Cuando Salomón acabó de orar, descendió fuego de los cielos, y consumió el holocausto y las víctimas; y la gloria de Jehová llenó la casa. Y no podían entrar los sacerdotes en la casa de Jehová, porque la gloria de Jehová había llenado la casa de Jehová. Cuando vieron todos los hijos de Israel descender el fuego y la gloria de Jehová sobre la casa, se postraron sobre sus rostros en el pavimento y adoraron, y alabaron a Jehová, diciendo: Porque él es bueno, y su misericordia es para siempre.
Entonces el rey y todo el pueblo sacrificaron víctimas delante de Jehová. Y ofreció el rey Salomón en sacrificio veintidós mil bueyes, y ciento veinte mil ovejas; y así dedicaron la casa de Dios el rey y todo el pueblo”
 II Crónicas 7:1-5

Siempre que Dios llenó Su Casa y a Su Pueblo de Su Gloria, fue cuando ellos le adoraron poderosamente. Puedo profetizar sin temor que vendrán días donde el Espíritu de Dios se revelará a Sus músicos, cantores y directores de alabanza. Ellos entenderán que su llamado no es sino para dirigir al pueblo en adoración. Para adorar y traer Su gloria. Vienen días donde tendremos verdaderos conciertos de Adoración. Adoración genuina, pura, santa y ardiente al Dios del Cielo. Estos serán los conciertos que yo llamo: “Altares de Adoración” donde levantaremos verdaderas plataformas del mover profético del Espíritu Santo. Allí juntos, salmistas y profetas de Dios, cubiertos por apóstoles verdaderos, se traerán abajo el gobierno y los poderes del demonio sobre los territorios.

“Y los sacerdotes desempeñaban su ministerio; también los levitas, con los instrumentos de música de Jehová, los cuales había hecho el rey David para alabar a Jehová porque su misericordia es para siempre, cuando David alababa por medio de ellos. Asimismo los sacerdotes tocaban trompetas delante de ellos, y todo Israel estaba en pie.
Entonces hizo Salomón fiesta siete días, y con él todo Israel, una gran congregación, desde la entrada de Hamat hasta el arroyo de Egipto”
II Crónicas 7: 6,8

Los días de la “Restauración del Tabernáculo de David” están llegando con poder. Las verdades de Alabanza y Adoración que proclamó y practicó David están volviendo a la tierra a través de la Iglesia. Las verdades de la Alta Alabanza que practicó la Iglesia Primitiva como herencia de David y Salomón están volviendo a la Iglesia del tercer Milenio. Aleluya.

“Y con esto concuerdan las palabras de los profetas, como está escrito: 
 Después de esto volveré 
 Y reedificaré el tabernáculo de David, que está caído; 
 Y repararé sus ruinas, 
 Y lo volveré a levantar, 
 Para que el resto de los hombres busque al Señor, 
 Y todos los gentiles, sobre los cuales es invocado mi nombre” Hechos 15:15-17

Dios ha prometido tocar al mundo y salvar a multitudes. Esta es la Cosecha de la hora final. Los hombres invocaran al Señor y El los salvará.

Esto implica que los mantos o coberturas de tinieblas de satanás sobre naciones, se vendrán abajo y el poder del infierno sucumbirá ante el poder de Dios en Su Iglesia. Para que esa cosecha venga, el Tabernáculo de David será restaurado a plenitud por el Señor. Todo el sistema espiritual de “Alabanza y Adoración” davídico emergerá con poder. Esto tiene que ver no sólo con principios rectores de música, instrumentos y letra espiritual, sino sobre todo, con la pasión del corazón para adorar dentro del pueblo de Dios. David más que un instrumentista (arpista) o cantor (salmista) era un apasionado por la Presencia de Dios. Esta pasión será restaurada en la Iglesia o Cuerpo de Cristo. Aleluya.

“Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, Así clama por ti, oh Dios, el alma mía. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo” Salmo 42:1-2ª

La restauración del Tabernáculo de David tiene que ver por sobre cualquier otra cosa, con la restauración del corazón adorador en la Iglesia, y la pasión ardiente con que David, el Dulce Cantor de Israel, adoraba a su Dios.

“Engrandeced a Jehová conmigo, Y exaltemos a una su nombre” Salmo 34:3

Creo sin lugar a dudas que esta pasión que consumía a David, le llevó a adorar al Señor como ningún otro. Le llevó a implantar la adoración continua al Señor. Esta fue su llave maestra para tocar el corazón de Dios y para derrotar a todos sus enemigos. Amén.

Al llegar al trono David se propuso traer el Arca del Pacto a Jerusalén. Esto implicaba desde luego adorar continuamente, hasta traer la Presencia de Dios (representada en el Arca).

El no quería ser el rey ni el gobernante máximo. David quería a Dios al frente de todo, del gobierno y de su propia vida. El secreto para que esto ocurriera era darle a Jehová la más excelente adoración que le pudiera ser dada. Adoración excelsa y continua, veinticuatro horas al día por cada día del año. Aleluya.

El rey lo hizo así en casi cuarenta años de reinado ¡gloria a Dios!. Por eso Israel fue bendecido y derrotó a todos sus enemigos.

Creo personalmente que vienen días, y es en breve, donde el Señor moverá a muchos ministerios a darle a El adoración continua, las veinticuatro horas del día hasta que Cristo venga. Aleluya.

Esto llenará los cielos de Alabanza, los demonios huirán y su poder será desplazado de los territorios. La gloria del Señor será restablecida allí, Su trono y Su gobierno también. Aleluya. Esta es la llave que David activó, la Iglesia también está lista para usarla hoy. Amén.

“Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre” Apocalipsis 3:7

La Guerra de Dioses es definitivamente también, una guerra de adoradores.¡Ejército del Dios Viviente, levántate y exalta al Señor!. Amén. Esta es una “Guerra de Adoradores”

  • 28/04/2014
  • Estudio

Estudios

Noticias

Activa Paraguay 2016

Gira Apostólica por Paraguay, más de 12 ciudades y cientos de kilómetros recorriendo esta bella nación. Del 3 al 9 de setiembre del 2016.

Activa USA 2016 - Costa Este

Gira Apostólica por la Costa Este del los Estados Unidos, más de 10 estados y cientos de kilómetros recorriendo esta bella nación. Del 21 al 28 de agosto del 2016.

Instituto Apostólico 2016

8 días intensivos dedicados al entrenamiento Bíblico, al estudio, a la oración y al crecimiento espiritual individual. Del 7 al 14 de agosto en el Centro Mundial de Adoración.

¿Tienes una petición de Oración? - Nosotros queremos orar por tu vida.