La llave de tu Bendición para el 2014 “Servir”

Escrito por el Apóstol Rony Chaves

La clave del éxito en el futuro será el servicio. Se lo repito, la clave para la bendición del futuro será el Servicio. Preguntas a los inteligentes: ¿Cuántos de ustedes volverían a un restaurante donde lo traten mal y la comida que estaba como para botarla? Nadie. Pero: ¿Cuántos volverían a un lugar donde el precio sea bueno, donde la comida sea excelente y donde el servicio que a le dan sea maravilloso? ¿Cuántos de ustedes volverían a un lugar como ese?.

Si vamos a querer que iglesias como las nuestras, crezcan más, se desarrollen más, vamos a tener que revisar (no es con ánimo de crítica) constantemente el servicio, porque no le hemos puesto cuidado al plan de Dios. Déjeme unos, dos o tres detalles pequeños a través de unas anécdotas. ¿Sabe usted que nosotros tenemos la idea de que si uno sirve, uno se priva de cosas gozo porque hay un Pastor que nos acompañó una vez en el auto en una de intersección, que aprendió mucho a orar con nosotros. En esa gira, en el automóvil, nosotros oramos a la manera nuestra, y él a la manera suya. El pensaba que sabía orar muy bien y cuando nos oyó orar, él dijo “yo estuve en un seminario de oración así”, entonces yo le bautice como “el hombre que le predica a Dios”. Él no lo sabe, es entre los chistes apostólicos con Bonilla y Erik. Porque él ora así: “¡Dios, estoy aquí!” Como si Dios no lo supiera. Continuaba diciendo: “Tú sabes que tu palabra dice...” Como si Dios no supiera. Y hace toda su oración, predicándole a Dios. En cambio nosotros no, nosotros arremetemos contra el diablo, “¡Satanás tú sabes! Porque está escrito”. Es interesante, como uno cree que Dios no sabe, y Dios sabe. Dios conoce su palabra, Dios conoce quién eres, desde que estabas en el vientre de tu madre. Dice Él, “yo te escogí, yo te llamé, yo te di por profeta a las naciones”. Y cuando tú le dices: “Señor por causa de tu ministerio, tú me llamaste, mira el diablo como está atacando, guerras tras guerras”. Y Dios dice: “Yo ya lo sabía que te iba a suceder”. Entonces, a veces pensamos que Dios no sabe, pero Dios lo sabe todo. Lo que quiero enfatizarle es este punto: A veces, por servir a Dios nos privamos de cosas. Qué lindo es estar en una reunión, qué hermoso es adorar, qué hermoso es saber que no tengo ninguna responsabilidad. Sabe que mientras yo predico, se turnan por domingos, Ancianos y Diáconos, para poder contar todas las ofrendas, hacerlo de manera ordenada, con testimonio y firma, para preparar lo que después serán depósitos, ya veces ellos no alcanzan a oír la predicación. Pero Dios sabe, Dios lo conoce, porque si todo se tratara de dónde yo estoy y de dónde no estoy, entonces ahí sí que tenemos problemas. Pero Dios lo sabe todo, y el servicio nunca te priva de la bendición. Estar sirviendo para no estar donde está caliente el fuego, no te priva de la bendición.

Dios habla en la escritura acerca de Josué, y las primeras referencias de la Biblia sobre Josué son que es el sirviente. Cuando Dios habla de Josué, le habla a Moisés y le dice: “Tu servidor, tu sirviente”. Pero cuando Dios llama a Moisés al monte y le va hablar, se va a expresar con gloria, con poder. Dios cita al pueblo y convoca a los ancianos y dice a Moisés: “Solo tú podrás subir y Josué tu servidor”. Por eso, cuando usted sirve, se le abre la puerta para la bendición de Dios. En el servicio a Dios está su bendición.

Belén, tu lugar de proceso y entrenamiento

La Biblia dice que a David lo tenían relegado a una posición pastoril, allá en un rincón. No lo consideraban hombre de guerra, no lo consideraban suficiente y posiblemente, por lo que dice la historia, muy probablemente David era hijo natural. Por eso no lo consideraban como uno importante en la familia, sí lo eran sus hermanos hombres de guerra que andaban en la batalla. Es cuando entra Goliat en escena y pone bajo temor a todo Israel. Y David, ¿Qué hacía? las tareas de servir.

Belén es una de las estaciones del proceso en el que Dios forma a David. Belén es donde David aprende a servir, a pastorear, a obedecer órdenes, a traer los panes y los quesos de sus hermanos, los hombres de la guerra. Es en el servicio donde David forja su carácter y le permite a Dios hacerlo un hombre para el propósito. Atrape ésta máxima: “Cuando aprendes a servir en las tareas más pequeñas, tu Dios que te observa, te prepara la promoción”. Cuando usted menos se lo imagina, le suelta un gigante que otros no pueden derrotar, pero que usted sí podrá, porque estará preparado por causa del servicio. Fíjese que David no se va porque el papá le dice: “ve y mata al gigante” ¡No!. El papá le dice: “toma estos panes y estos quesos, llévaselos a tus hermanos”. Y le tenía tanta desconfianza por su aparente inmadurez, que le dice: “cuidado, no te entretengas en el camino” Y se llevó los panes y los quesos: Servicio. Cuando el hombre llega con los panes y los quesos está cumpliendo al dedillo lo que tiene que hacer: obediencia. De pronto, los que podían salirle al frente a Goliat, se amedrentan, no pueden y David recibe la unción, para la promoción sin tener un arma, ni una espada, ya que ni sabe cómo usarla. Enseñanza: en el servicio se me desarrolla algo espiritual que yo no puedo entender, que yo no puedo ni siquiera definir, pero hay algo que comienza a gestarse dentro de mí, cuando sirvo a Dios en algo. En el servicio es donde Dios le da la promoción, donde Dios prueba el corazón, porque cuando le sirve a otros, se olvida de usted mismo, del beneficio que recibe, se olvida un poco de lo que puede cosechar. En el servicio aprende a respetar autoridad, se forja su carácter, aprende lealtad, fidelidad. Hay algo que le sucede a uno y no se lo puede explicar, pero se forma algo ¿Sabe cuál es nuestro gran problema? que Jesús dijo: “el hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir, para dar su vida por otros”.

El evangelio Cuadrangular

Al evangelio de Cristo se le llama cuadrangular porque Dios nos da cuatro versiones del evangelio. Es así porque una versión nos da una faceta de la naturaleza y de la personalidad de Dios en Cristo, otro de otra, otro de c otro de otra. Mateo, con su genealogía nos lleva a la conclusión que Jesús león de Judá, el descendiente de la tribu de Judá, rey de reyes, Señor de Señores. Marcos, omite toda la genealogía y nos introduce en Jesús el siervo Uirier el servidor, nos da el vislumbre del siervo sufriente. Lucas, nos presenta des Juan el Bautista, la profecía, nos presenta el nacimiento en el pesebre, describe de una manera magistral, él nos presenta a Jesús el hijo de Dios, mesías enviado. Y Juan nos presenta a Jesús espiritual, celestial. Juan dice: “ y el verbo era con Dios, y el verbo era Dios, y el verbo fue manifestado, y el v se hizo carne”: Lo celestial. Pero Lucas aunque lo presenta como hijo de lo presenta como hijo del hombre, nos habla del ángel que viene y escoge virgen y nace un niño y lo presentan en el templo, y es un niño como los c para tomar nuestro lugar. Por eso es que cuando en el Apocalipsis 4 y 5, nos dice que junto a los ancianos que tiraban las coronas adorando al Señor, había seres vivientes, ángeles, querubines de gloria, los que están cerca de la presencia Dios y reciben el impacto de la presencia y la cercanía, y a la vez absorben gloria y la reflejan. Dice que esa gloria, es la gloria de seres vivientes que se mueven como ruedas en medio de ruedas, y van como rodando, “...están llenos de ojos por delante y por detrás, tienen alas, se mueven a velocidad vertiginosa cumpliendo la voluntad de Dios” pero los presenta con rostro de águilas, con rostro de león, con rostro de hombre y con rostro de buey. Es una faceta de naturaleza de Dios expresada a través de Cristo el león: Jesús el rey, el rostro de hombre: Jesús el hijo del hombre, el anciano de días, el águila: Jesús el hijo de Dios el espiritual, el mesías redentor, y el buey. Isaías 53 ‘..y fue menospreciado y no lo estimamos; como escondimos el rostro de él fue menospreciado” Dice: “Y Dios cargó en él todos nuestros pecados y nuestras iniquidades, para que el castigo que merecíamos fuera sobre él, y no sobre nosotros. Puso sobre su espalda todas nuestras dolencias y nuestras enfermedades, para que nosotros fuéramos curados por la fe en él”. Pero Isaías describe al siervo sufriente, ahora ¿Cuál es mi punto aquí?.

Dios te promociona

Ezequiel 1, dice que Ezequiel está en medio de los cautivos junto al río Quebar, de pronto “los cielos se abrieron”. No importa donde tú estés, si Dios tiene un propósito contigo te va abrir el cielo cuando a Él se le antoje, rodee quien te rodee, estés donde estés, Dios te abre el cielo y vas a ver las visiones de Dio. A veces creemos que tiene que haber un ambiente súper espiritual, aquí dice que estaba metido entre los cautivos, y se acercaba al río como diciendo... “quién me diera una lancha, quién me trajera un barco para salir de este cautiverio” viendo la inmensidad del obstáculo. De pronto, Dios abre los cielos, y le trae las visiones y dice: “y vi un fuego envolvente que venía, y vi la gloria de Dios que venía, y vi un fuego que venía del norte y lo envolvía todo, y dentro de ese fuego, habían seres vivientes, arcángeles de Dios que tenían rostro de hombre, rostro de buey, rostro de águila, rostro de león, y se movían para todas partes. Y el espíritu estaba en las ruedas, y se movían ruedas sobre ruedas” El hombre está anonadado por la revelación. Dice: “estos son los querubines de Dios, son la expresión máxima de la gloria de Dios” Es decir, no que sean así ellos, sino que Dios está impregnando de su naturaleza para que simbólicamente con esta forma, ellos se expresen quién es Dios. Es la misma simbología de apocalipsis, pero en el capítulo 10 de Ezequiel, el profeta vuelve a ver los querubines, y curiosamente los ve con rostro de hombre, rostro de león, y rostro de águila, pero en lugar del rostro de buey, ve rostro de ángel. ¿Qué significa esto? Que de las cuatro manifestaciones de la naturaleza de Dios rey, hijo de hombre, espiritual, para Dios lo más importante es el servicio: es el rostro del buey, el que sirve enyugado con él. El profeta no lo ve como buey, sino Dios sustituye el buey por el rostro de un ángel, lo eleva. ¡Aleluya!.

Siempre dispuestos a Servir

Nosotros tenemos una idea equivocada, y muchos predicadores la tienen más, porque se arman de un séquito que los cuida como si fueran la estrella de la película. Hay que tener cuidado donde uno va y tener el cuidado esencial básico, pero no puedes volverte intocable, no puedes pensar que todo es girando en torno de ti. Tienes que estar siempre dispuesto a servir a los demás, porque cuando te enfocas en servir a los demás, tus problemas pesan menos. ¿Sabe que contó el siervo de Dios Otoñel Ríos, un hombre que ya partió al Señor, que me ayudó al principio en algunas cosas? Dice que un día había un hombre en su ministerio, el comenzaba, y llegó un predicador. El predicó sobre el servicio, de orar por la gente, de ministrar, que ahí estaba la bendición. Pero este hombre estaba un poquito como desconfiado, entonces lo observaba con las manos metidas en el bolsillo. En eso, el predicador se volvió y era obvio que le estaba mirando con las manos metidas en los bolsillos, y otros estaban orando por los demás. Se le acercó y le dijo: “querido hermano, ¿usted quiere que Dios lo bendiga? Y él dijo “...pues sí.” El predicador contestó: “entonces vacíe las bolsas”, y él entendió el mensaje. El mensaje es: “Si quieres que Dios te bendiga usa tus manos como la están usando los otros”. “Deja vacío tu bolsillo, no de plata, sino que ponte a servir a los demás, como lo están haciendo los otros, si quieres que Dios te bendiga”. En el servicio está tu bendición, allí está la garantía de tu nube, porque cuando venga el llamado del cielo a unos los dejarán abajo, pero el que se encargó de llevar el maletín de Moisés, lo subieron para tener la experiencia bajo la gloria, y después le soltaron toda la herencia. Todo lo que era de Moisés le quedó a Josué, y la única cosa que hizo fue llevar el maletín. Por eso yo ahora dejo que otros carguen mi maleta, mi maletín, porque por cargarlo me soltaron la unción. Usted tenía que haberme visto, cuando iba a hacer campañas, yo hacía de evangelista, cantante, músico, constructor de tarima, electricista, para poner los bombillos. Media hora antes de empezar el culto guindando de un árbol, haciendo maromas para poder poner un bendito bombillo, porque nadie me ayudaba. Pero luego Dios me dio las mejores tarimas, la mejor iluminación, ¡Aleluya! En el servicio está tu bendición, en el servicio se forja el carácter, en el servicio te haces más humilde.

Yo me crié en Barrio México donde hay casas muy viejas, qué terrible cuando las cloacas se tapaban, no existía servicio para eso, así que nos mirábamos y mamá nos decía: “arróllense la manga que a alguno le toca”. Hay cosas que a veces sentimos que nos humillan, pero en realidad no nos humillan, nos hacen más humildes que es distinto, es la tarea, es el servicio. David, se encontró con su gigante, quiero decirte: “te está esperando tu gigante, pero Dios no te lo va a soltar, hasta que estés preparado para volarle la cabeza”, Y si te sueltan el gigante, detrás del gigantón viene la bendición, porque no hay ningún gigante que Dios te envíe para derrotarte, sino para promoverte. Y si a alguno ya le llegó el gigante y está peleando como si no pudiera, usted mejor reciba esta palabra:

“Dios no te permite enfrentarte a un gigante sin su fuerza contigo, y tu gigante tarde o temprano se vendrá abajo, se caerá; y tú le cortarás su cabeza con su propia espada. La misma trampa del diablo, la misma obra con la que el diablo te ataca, con esa misma herramienta se vendrá abajo. La misma orca que preparó. Amán para Mardoqueo, en esa misma lo colgaron. La misma obra que el diablo trata de hacer, la misma zancadilla servirá para acercar aquellos que él te alejó para quitarte la bendición que te quiso quitar. Con lo mismo que hizo por ese mismo camino, Dios te lo devolverá cuatro veces más. El robo que hizo lo metió como prisionero de Dios, y por lo tanto, se le aplicará la ley de Jehová y todo lo que robó tendrá que devolverlo siete veces, según la ley de la restitución, eso significa que el diablo es un perdedor, y tú un ganador, el diablo es un perdedor que hace su trabajo, sino no fuera diablo, y dice el dicho popular que más sabe el diablo, ¿Por qué?, por sabio ¡No!, más sabe el diablo por viejo que por sabio, significa que él conoce el asunto, pero contigo está el eterno, contigo está el que lo originó todo, contigo está Jehová, así que prepárate, tengo buenas noticias para ti, tengo noticias para decirte: en esa misma orca donde el enemigo planeó tu destrucción, en esa misma orca perecerá, y tú serás levantado, tú serás promovida mujer, tú serás exaltada mujer, Dios te pondrá anillo y corona real, y te pondrá cetro en la mano, alabado sea Dios, Si tú te enfocas en servir a Dios, si tú te enfocas en honrar a Dios, si tú te enfocas en servirle y agradarle, tu enemigo, aleluya, ya firmó, ya firmó su derrota, ya sabe que le queda poco tiempo, alábelo porque estás empezando a descubrir a donde está tu fuerza, en todo punto donde el diablo te atacó, no es tu punto débil, donde el diablo te atacó, no es tu punto débil, donde el diablo te atacó, ahí está tu fortaleza, ahí está tu fuerza. Lo que tienes que hacer es redoblar tu esfuerzo, es levantarte más fuerte en aquello, en lo que Dios te ha dado su fortaleza.

Fortalece tus fortalezas

Cuando lanzaron cosas denigrantes, aquellas semanas por la tele, para muchos ministerios y con algunos ataques hacia nosotros, yo no perdí paz. Dije a Dios un día: “Señor: ¿por qué no pierdo paz?, ¿Por qué no me afecta?” Él dijo estas palabras, él me dijo muy profundo a mi espíritu: “cuando un hombre recién se convierte a Jesús, el diablo ataca sus debilidades para tirarlo, pero cuando un hombre ha madurado, ataca a sus fortalezas” Y él dijo: “sé inteligente, lo que acaban de decir de ti, no son tus debilidades, son las debilidades del diablo, porque esas son tus fortalezas”. “Ahora redobla tus esfuerzos en tu fortaleza”. ¿Qué dijeron de nosotros como ministerio, personas, iglesia?

Tres cosas:
Primero, que yo era un falso profeta, por lo tanto ahora voy a todas las naciones y profetizo más. Segundo, satanás dijo que le dábamos a Dios falsa adoración, por eso retomamos la adoración, y levantamos la canción, y levantamos la adoración, y le hemos llenado dos estadios completos de adoradores y vamos a seguir haciéndolo. Porque el diablo lo que dijo es: “esta gente tiene su fortaleza, ahí hay que atacarlos; hay que denigrarlos, hay que rebajarles las fuerzas, porque nos están haciendo daño”. También dijo que nosotros no hacíamos milagros, que era un engaño, que era mentira, por eso estamos entrando en la etapa de evangelismo, y estamos comenzando a orar por los enfermos en todas partes, y Dios va a sanar a todo. Pero no estoy hablando solo de mí, estoy hablando de la casa, del lugar donde tú estás, donde está tu familia, donde están tus hijos. Esto es un ataque para nosotros, esto fue un ataque directo a mí como cabeza, pero fue un ataque para nosotros, en lo que hemos hecho por años, orar por la gente, interceder, adorar, alabar. ¿Sabe qué?, el diablo la única cosa que hizo fue mostrarse. Uno que está bajo el servicio de Dios, aunque no quiera, Dios lo usa, y Dios dijo: “ponle cuidado al ataque y a las palabras, porque la única cosa que hizo tu enemigo fue mostrarte en donde tu iglesia es fuerte, y donde le están haciendo el daño que le duele”. Cada vez que vamos a ir a ese estadio, se arma un revuelo. Recuerdo el año pasado, como tres ministros de deportes renunciaron, echaron al administrador, un caos. Y en el cambio nos querían cobrar 150 mil dólares. Clamamos y ungimos, y se metió el ministro de la presidencia y la presidenta, y nos bajaron los precios, los cuales pudimos cubrir sin problemas. Ahora se armó el revuelo otra vez, nos han cambiado la fecha cuatro veces, que la quería para este jueves, que la querían para otro, y Dios dijo: “si siguen así les reviento todas las luces”.

Un llamado a servir Servir a Dios es lo que te hará fuerte. Por eso motivo al servicio y a que n puedan integrarse en el campo de los ujieres, en el campo del diacona Si usted se va al libro de Hechos 6, dice que llegó un momento de crecimiento en la iglesia, y de responsabilidades de los apóstoles que servían a la en múltiples tareas en las reuniones, hasta que los apóstoles se reuní dijeron: Necesitamos un equipo que sirva a las mesas, que sirva a la gente, que haga las tareas que no son menospreciables, pero que nos restan el e del tiempo para dedicarnos a la oración, y dedicarnos al estudio de la Pa Porque en la medida que van creciendo, necesitamos crecer para desatar la gente la unción.

Yo quiero que medite en lo siguiente, muchos de ustedes se han ido añadí con el paso de los años y los meses a la iglesia, y no se han integrado en n área de servicio en la casa. Y usted está capacitado y listo. El servir no te hará menos, sólo te colocará en las posibilidades de estar bajo la nube de Di cualquier momento. Si usted pregunta, quizás, las líderes de a escuela bit de niños, necesitan maestras, maestros, y no le van a poner a funcionar servir de una vez, sino que le capacitarán si fuera necesario. Si usted pregunta a quien está a cargo del diaconado, le va a decir, que los hombres se han retirando del servicio, tanto que a veces sólo hay dos o tres varones en c reunión. Si hubiera una dificultad o algo, están los ancianos, pero no es esa tarea. ¿Sabe qué significa esto? Que Dios está llamando, porque hay otros están preparados. Te colocarán de una vez, porque no es sólo recoger ofrendas, hay muchas cosas que usted no ve que hacen, y a la que están dispuestos hacer y en capacidad de servir si fuera necesario para orar por enfermos, para predicar, etc. ¿Y cómo comienza la tarea de llegar ahí? Hay un proceso en el cual te colocan para servir como ujier, es como un servidor para que por unas semanas te enseñen y tu pruebes si esto te gusta, ¿Pero sabe qué? Alguna gente dice: “a mí me gustaría ser predicador nada más”. Así nunca llegarás ahí, si no aprendes a servir nunca llegarás ahí, porque esto es puro servicio. Cuando uno ora por gente, (yo he orado por tres mil en una noche, uno por uno, porque me tocó por el tipo de culto), ¿Usted sabe cómo queda uno? A veces llego y tengo que dormir con los pies hacia arriba porque se me ponen como piedras las pantorrillas, porque la gente lo disfruta, se caen, milagros, maravillas, para mí es servicio.

La razón por la cual gente se va de la iglesia

Las muchachas de la danza pasan a veces dos horas y medía danzando, se están divirtiendo, porque lo hacen para Dios, porque son jóvenes, se gozan, pero todo esto en conjunto es lo que prepara un ambiente. Pero detrás de eso hay ensayos, hay negación, va el apoyo de sus papás, el venir cuando nosotros no venimos, etc. Eso es el SERVICIO. Por eso es que la gente a veces va a una iglesia y después se va fácilmente porque no tiene raíz, no tiene arraigo, no tomó compromiso, no se determinó a servir, no se decidió llevar el maletín alguna vez. Entonces cualquier mal modo, cualquier no saludo... “me fui”. Dios provee todas estas vías para uno afianzarse. Dios está haciendo llamados, porque la iglesia necesita más diáconos, porque la iglesia crece, los cultos son más. Dios está llamando a más cantores, porque necesitamos más, todo eso crea una atmósfera, un ambiente. Cuando uno está bajo cobertura de un equipo, de un ministerio, a donde uno vaya, ahí lo acompaña la bendición. Mire qué puertas está abriendo Dios, usted podría servir y va a madurar, y va a crecer. Algunos otros diáconos ya no están más con nosotros, porque sintieron que era mucho tiempo, mucho rato, “no recibían” dice la gente. Pero tal vez se han dado cuenta que sentados le pican los pies por servir, todavía está la cosita aquella de ayudar, de servir. Bueno los retornos, los regresos siempre son buenos, porque el llamamiento es irrevocable; con Dios uno es el que se sale, pero si uno se coloca en la línea del tren, el tren lo lleva.

Oración

Padre de gloria, bendigo a tus hijos. Bendigo tanto hombre que se está reuniendo en la casa, dale Señor en este año la revelación de la importancia del servicio, la importancia que es para su propio proceso de crecimiento el servir. Porque eso hace que uno tenga por fuerza que establecer prioridades y tiempos. Que el hecho de no hacer nada, no sirva para que te trague la presión de la vida y cuando te das cuenta ya no están en nada. Que se vuelvan a activar los dones, las habilidades. Mujeres de Dios que pueden servir, que pueden ayudar en la tarea del servicio o con los niños. Personas con habilidades en la música, en el teatro, en el canto, o en el campo del ancianato, del diaconado, los ujieres. Dales la puerta abierta, que la vean, este es el tiempo. Sólo di conmigo: En el servir a Dios, está mi bendición. Porque sirviendo a Dios, Dios me coloca bajo su nube, bajo su bendición, bajo su promoción. Pido para que entiendas que servir a Dios, también significa servir a los demás, poner un poco de la actitud de recibir para poder ser puerta para que otros reciban. Le doy un minuto para que hable con Dios de lo que ha leído hoy. En estos días acérquese a los Pastores y diga: “yo quiero probar, quiero ver si para esto puedo funcionar, puedo servir, y Dios te va a bendecir de manera súper especial, amén, ¡Gloria a Dios!

  • 22/05/2014
  • Estudio

Estudios

Noticias

Activa Paraguay 2016

Gira Apostólica por Paraguay, más de 12 ciudades y cientos de kilómetros recorriendo esta bella nación. Del 3 al 9 de setiembre del 2016.

Activa USA 2016 - Costa Este

Gira Apostólica por la Costa Este del los Estados Unidos, más de 10 estados y cientos de kilómetros recorriendo esta bella nación. Del 21 al 28 de agosto del 2016.

Instituto Apostólico 2016

8 días intensivos dedicados al entrenamiento Bíblico, al estudio, a la oración y al crecimiento espiritual individual. Del 7 al 14 de agosto en el Centro Mundial de Adoración.

¿Tienes una petición de Oración? - Nosotros queremos orar por tu vida.